ESP
sábado, 25 de noviembre de 2017
La Madre y las Consejeras en el puerto de Génova
- Por: cgfmanet.org
22/07/2017 - 202 Visitas


Genova (Italia). El 5 de julio de 2017, en el viaje de vuelta de los Ejercicios Espirituales hechos en Mornese del 27 de junio al 4 de julio de 2017, la Madre y las Consejeras han parado en el puerto de Génova, para hacer memoria de la experiencia carismática del 140° aniversario de la primera expedición misionera ad gentes de las Hijas de María Auxiliadora a Uruguay.

Un breve momento de acción de gracias al Señor por la audacia de Don Bosco y Madre Mazzarello, y por la valentía e intrepidez de nuestras primeras hermanas.Una maleta de cartón ha sido el símbolo para revivir la experiencia con una mirada: de contemplación, de memoria y de futuro.

Mirada de la contemplación: las Consejeras han recordado el compromiso del CGXXIII: Ampliad la mirada. ¡Con los jóvenes, misioneras de esperanza y alegría!. El cielo, el mar, el aire, el viento, el rumor del agua, el calor del sol… han favorecido el encuentro con Dios Creador: «Y vio Dios cuanto había hecho, y era muy bueno».

Mirada de la memoria: escuchando la narración del 14 de noviembre de 1877, cuando Don Bosco y Madre Mazzarello acompañaron al puerto de Génova a los Salesianos y a las FMA que partían, han revivido, con alegría, el eco del corazón paterno y materno de Don Bosco y de Madre Mazzarello. También nosotras, en este momento, hemos vivido un poco aquella emoción que experimentaron las jóvenes hermanas en 1887.

Mirada de futuro: las Consejeras han compartido el esfuerzo y el dolor de las migraciones rezando por tantos jóvenes, familias migrantes obligadas a dejar su tierra. Mirada de futuro es la mirada de quien se marcha con la esperanza de encontrar un lugar donde vivir con mayor dignidad, en paz, con posibilidades de tener lo necesario para sí y para los suyos. Las Consejeras han recordado la historia de la migración italiana y las palabras que dijo Don Bosco a los Salesianos de la primera expedición misionera, el 11 de noviembre de 1875: «Os encomiendo especialmente la situación dolorosa de muchas familias italianas. Encontraréis un gran nùmero de niños, y también de adultos, que viven en la ignorancia total, sin saber leer ni escribir y sin principios religiosos. Buscad a estos hermanos nuestros que la miseria y el infortunio llevó a tierra extranjera».

Se han considerado los datos de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados. El informe del ACNUR afirma que durante el año 2016, las personas obligadas a abandonar su propia casa han sido 65,6 millones, en el mundo. El conflicto en Siria es la causa principal de los refugiados (5,5 millones). Sudán del Sur ha forzado a huir a 1,87 millones de personas. Las personas desalojadas dentro de su propio País son cerca de 40,3 millones. En el mundo, una persona de cada 113 habitantes, es obligada a dejar su propia casa. La mitad de los refugiados son niños. Las solicitudes de asistencia presentadas por niños completamente solos se elevan a 75.000. Al final de 2016, 10 millones de personas quedaron sin nacionalidad. La mirada de futuro ha encendido una gran esperanza de “ampliar la mirada” hacia nuevos horizontes y regalar nueva vida a las generaciones futuras.

Al terminar la celebración, cada Consejera ha recibido de Madre Yvonne Reungoat, una de las veinticinco cartas que Madre Mazzarello escribió a las misioneras que partían hacia Uruguay y Argentina.

Esta carta nos empuja hacia el futuro, para que podamos vivir hoy, con nuevo ardor apostólico misionero, nuestro servicio de animación y gobierno en el Instituto.

La experiencia en el puerto de Génova es una alabanza a Dios por el ejército de misioneras que, hoy como ayer, surcan los mares para anunciar al mundo la Buena Noticia que se da en toda realidad, cultura, lengua, pueblo y nación.

Adjuntos
Escribe un comentario

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad